miércoles, 25 de agosto de 2010

EN QUE PIENSO MIENTRAS CORRO

Ojala y me acrodara de todo lo que pasa por mi cabeza mientras corro. Creo que por la hora y entorno, las ideas, imagenes y pensamientos me llegan clarisimos y a una gran velocidad. Algunos se quedan más tiempo que otros. Desde la imagen de uno de mis vecinos, que le calcúlo unos 16 ó 17 años, con la vista perdida, totalmente pacheco, subiendo las escaleras a tumbos, con su vestimenta "gótica-rocker", sus botas negras de agujetas hasta abajo de la rodilla, totalmente de negro, la cara blanca y los ojos delineados en negro, flaco flaco... y pienso, que será de él en unos años, bueno, si llega, y no se queda en una sobredosis. Por un momento, trato de entender que pasará dentro de su cabeza, que lo motivara en la vida, pero también veo la imagen de su mamá, una mujer con una cara de odio con la vida constante, y entonces puedo inferir por que sus hijos son como son. Sin embargo, no entiendo como alguien pude desperdiciar su vida así... Acelero el paso para olvidar, y me empiezo a imaginar que en menos de un mes voy a estar corriendo el Spartathlon, así que vuelvo a mi paso inicial, e imagenes del recorrido me llegan a la cabeza, me pregunto como va estar el clima, y solo espero que no sea muy caluroso. Todavía no amanece, y la pluma de "Cruz Blanca" sigue cerrada, así que ningún coche circula por la carretara, que delicia de lugar, hay bastante neblina, así que mi lampara de cabeza no me alumbra más que unos metros adelante. Por momentos me siento muy afortunado de estar haciendo lo que estoy haciendo. Si razón me acuerdo de un amigo de la primaria, Xavier Alegría Blanco, que por varios años fuimos "mejores amigos", pero del cúal núnca más volví a saber. Mi atención cambia a los pies, y los siento perfectamente cómodos, así que mis dilemas de que tenis voy a usar en el Spartathlon, se aclara, y mi idea de los Newton Distance con las pequeñas modificaciones que les he hecho, se refuerzan, y descarto mis otras opciones. Normalmente no veo el tiempo, pero si recuerdo que es buen momento de dar un trago de agua con electrolitos. Recuerdo algunos pendientes que tengo que hacer llegando a la oficina-tienda... y que tengo que mandar recojer unos posters de Newton que me enmarcaron, -es cierto, se me estaba olvidando-.
Recuerdo mi bici Civia que me robaron... -y no puedo evitar volver a pensar en mi vecino... -estoy seguro que el fué.., pero no tengo forma de comprobarlo.. - me hubiera regresado de la carrera de Cima a Cima, cuando termino, y lo hubiera agarrado infraganti...-, pero bueno, el tiempo no se puede regresar, así que trato de olvidar ese momento... -no es muy fácil que digamos- ya que esa bici me gustaba muchisimo. Para olvidarlo, traigo a la mente mi nueva bici y lo contento que estoy con ella.

Asi, durante 3 horas 30 minutos que corrí hoy, infinidad de ideas, imagenes y de más me llegan a la cabeza.

jueves, 5 de agosto de 2010

miércoles, 4 de agosto de 2010

EXCELENTE CLIMA


Hoy que empece a correr a las 5:20 am, había una ligera niebla, con 12 grados celcius, y como de costumbre ni un alma en "Cruz Blanca", sinceramente me gusta correr en solitario, unicamente acompañado de mi música. Desde que me levante me sentí con muchas energías, y ganas de correr, algo que ayer no sucedio. Desde anoche, me marque como objetivo hacer tres vueltas, tal y como lo hice el sábado. Siempre la primera vuelta no me pesa, pero el regreso de la segunda, sin duda me cuesta más, por lo que simplemente pongo mi mente en blanco y solo disfruto la música. Cómo de costumbre me encontre a Ernesto, que es un señor de unos 60 y tantos años que es muy constante. También me tope con Ernesto y Ramón Rivas, que iban en bici, y estaban en su último entrenamiento, ya que el viernes se van a la "TransRookie de Bicicleta de Montaña", los dos son muy buenos ciclistas, y no dudo que les vaya muy bien. Antes de ellos, me encontre a Alvaro Migoya y a su papá, con los que a veces salgo a la bici, pero en Valle de Bravo. Alvaro tiene como 15 años y es sorprendente la fuerza que tiene en la bicicleta, además de que es muy disciplinado, algo que no es fácil a esa edad, fisicamente es como Andy Schleck, y ya le dije que es nuestra esperanza para en unos años representar a México en el famoso "Tour de France", y no es broma, el chavo es un fuera de serie.

Volviendo a mi carrera, la tercer vuelta me costo menos trabajo que la primera, y estuve tentado a hacer una cuarta, pero como tengo que trabajar, pués tuve que quedarme con las ganas. Finalmente me sentí satisfecho con los 54 km, y no me dio remordimiento de conciencia de llegar tarde a trabajar.